jueves, 15 de enero de 2015

Abogada del diablo



¿Colombina procaz?

Porque concierta
su paso un repicar de cascabeles
que a los muñecos que en los anaqueles
dormitan aburridos los alerta.
Y a veces los despierta.

Colombina venal?

Porque regala
ilusión de calor y lozanía
a desahuciados viejos y es tan pía
que hasta la sepultura les encala
Y aún dicen que es mala...

Despistado Pierrot!

Nunca repara,
absorto como está con el herraje
de estrellas oxidadas de su traje,
que su sonrisa es una perla rara.
Y no se vende cara.

Colombina liviana?

Representa
el papel que le tiene reservado
el destino en un drama titulado
comúnmente, no importa lo que sienta,
¡“ Aguántate y revienta”!


Bailar.... ,
sólo bailar,
es su sino.
 Bailar.
de puntillas, al borde del desliz,
sobre la cuerda floja y olvidar,
Colombina infeliz,
que de otra colombina envidia galas:
suave y ligera pluma en libres alas
y el ansia irreductible de volar.