sábado, 21 de febrero de 2015

Caminos circulares

A lomos de la euforia
emprendemos el viaje con los rayos solares
besándonos la frente, y viendo en los azares
del vivir las espuelas para alcanzar la gloria.

Sobre los calcañares
nos va pasando el tiempo y vemos lo ilusoria
que pensamos la ruta , porque en la trayectoria
andamos realmente caminos circulares.

Esclavos de la noria
los días se nos ceban sobre los costillares,
y vemos con las últimas luces crepusculares
que ni siquiera había ninguna zanahoria

Dejar de respirar y terminar la historia,
aun siendo un radical y atroz quitapesares,
acaso,  siendo pírrica, será nuestra victoria.