sábado, 29 de agosto de 2015

Daltonismo


Cada cual es daltónico a su modo.
A quien todo lo ve color de rosa.
y aquel  cuya   retina rigurosa
solo  encuentra en el negro  su acomodo.

El tinte de un cristal no explica todo...
Ni que  quiera mostrarse más piadosa
que otro día la luz y caprichosa
oscile   a semejanza de un beodo.

Sabemos cómo gasta triquiñuelas
la gris realidad  , cómo resiste  
 pintándonos paisajes de angostura.

Si aferrado a la caja de acuarelas
 de su ilusión el triste es menos triste,
llamémosle ejercicio de cordura.