jueves, 31 de marzo de 2016

Abril


Aromas de lavando van prendidos 
en los pliegues del aire y  de  su aliento
los claveles  han hecho el instrumento
para publicitar sus estallidos.

La palomas zurean en sus nidos
repitiendo de amor un juramento
y en un  fulgor  de luz amarillento
los vilanos  gravitan suspendidos.

Todo es un feliz divertimento,
Abril es lo que tiene, los sentidos
 y el corazón se quedan en su encanto prendidos.

Reverdecer  ahora es fácil, lo presiento,
si pudiera poner  distanciamiento
 de mi ayer y trocar mis ausencias olvidos.