domingo, 19 de junio de 2016

Oh Freedom....!


Por tierra, mar y aire seguí tras de la huella
que tu fama dejaba por todos los rincones
y pude comprobar la enardecida mella
que al nombrarte sufrían todos los corazones.

Las nubes ignoraban a qué lejana estrella
huíste a hacer tu nido,  tampoco los gorriones
sabían explicar dónde nacía aquella
brisa azul que expandía por el éter tus dones.

Por buscarte emprendí, sin ninguna armadura,
batalla con la carne, el demonio y el mundo.
y en el lance perdí el genio y la figura.

No sentirme vencida me enseñó la verdad,
que tu semilla enraiza con fuerza en lo profundo
y solo en cada pecho habitas, libertad.