miércoles, 21 de septiembre de 2016

Sabiduría primordial



Ya sé

Hoy ya sé que no sé,
después de tanto
ir y venir del centro hasta los márgenes
y viceversa,
ardiendo
en el altar eterno de la duda
sobre si es el el pétalo o la esencia
la auténtica sustancia de la flor,
recalo en esta nítida
y sangrante certeza original
de mi ignorancia.

Acaso
sea llegar a esa conclusión
la única razón de la existencia.

Y sea este asumirnos rehenes de la lacra
del desconocimiento
lo que nos hace sabios.

Conscientes, vulnerables,
 seductoras y humildes  criaturas deslumbradas.

Pobres seres humanos afligidos.

Primordialmente libres.

Porque la rosa es rosa,
satén , aroma, seducción...
...espina.

Y no queráis cambiarla.