sábado, 26 de noviembre de 2016

Y de la soledad



Y de la soledad nació la aurora.
Luz, de un cristal de roca  soterrado
dentro de mí que  al aire ha dispersado
magia deslumbradora.
Desde la  oscuridad fluyó, sonora,
la palabra, ese bálsamo esperado,
agua de miel que brinda su legado
de  gracia creadora,

Lejos quedó el silencio y su condena.
Ya no fue más la sombra sin relumbro
Es claridad, es melodía, alumbro
mi plenitud serena.

Alienación amena
de los pétalos secos ...Flor naciente,
abriéndose a la vida nuevamente.