domingo, 26 de marzo de 2017

Creí...




Me dijiste” mi amor” con voz tan queda
como si pretendieses que el sonido
acariciase el borde de mi oído
con la delicadeza de su seda.

Creí escuchar a un pájaro aterido,
cuyo trino hace embrujo una alameda,
transparencia y temblor en el que enreda
un corazón que sueña su latido.

Después creció un silencio que ametralla
mis horas y me inspira el cancionero
con que sonsaco al aire si algo calla.

Que dijiste “ mi amor” y hoy vivo y muero
por ganarle a tu boca la batalla
y escucharla decir algún “ te quiero”