jueves, 23 de marzo de 2017

Mujer prodigio



Yo siempre quise ser
mujer sin adjetivos,
mujer que vive y muere si hace falta
para ir descubriéndose en los nombres,
por si es que la definen.

Mujer bandera
que se lleva a sí misma de divisa
para reivindicarse mujer que sueña un mundo
en que quepamos juntos los hombres y mujeres
y se deja la voz en el intento

Mujer alcázar,
fiereza inexpugnable
a la desesperanza de lograrlo.

Mujer orgullo,
que levanta la frente y sin altanería
va pisando con garbo y se pregona
con respirar tan solo
el aire ,el agua, el pan ,
la sal , 
la paz,
 el fuego
 que ,aunque no lo declare
el hombre desde siempre necesita

Mujer seguridad.
Mujer, mujer,
mujer que no está a expensas
de existir en los ojos de otro para serlo

Mujer infinitud
sin medida ni límite
en hacerse renuncia
en acceder a ser mujer finita
si es que encuentra por fin
la mirada amorosa en que mirarse,
mujer refugio
mujer de carne ardiente
que teje con cariño cada aurora
con sus caricias cobertores plácidos
que arropan de sosiegos a su hombre

Mujer prodigio acaso, como tantas.