martes, 4 de abril de 2017

Empatía


Hallar dolor
manando de un vacío
prodigo en sorprendentes claridades.

A eso
y a beberte
su líquida aflicción
y a quedar atrapado al duelo existencial
es a lo que te arriesgas.

¿Si no angustiase el vértigo ,
qué mérito tendría explorar tanto abismo
cuando apenas conoces
el tuyo malamente.?

Lo oscuro,
lo presientes , es igual
aunque sean distintos los fríos y los miedos.

Pero no hay disyuntiva,
debes saber si es cierto que procedemos todos
de un mismo desvarío,
de un mismo error.

De idéntico milagro.

Solo a veces
! Eureka!
el velo se descorre
y logras un instante
vislumbrar qué se que esconde detrás de la aterida
mirada de los otros.

Descubres esa hondura
insondable de un pozo de inmensa soledad