viernes, 7 de abril de 2017

En sazón


Su poquito de pan...

Su pizquita de música...

Algunas risas cómplices y unos sorbos de alcohol...

Aderezados convenientemente
estos días de plomo en su sazón
bien podrán pasar por una insólita
reinterpretación en blanco y negro
de los tiempos dorados

Todo es cuestión de echarle fantasía.

Y ceguera a go-gó.

Y de amoldarse
a comulgar con ruedas de molino
para llamar virtud a lo posible.

Después ya solo queda
hacer oídos sordos y negarse a escuchar
en medio del silencio de la noche
al corazón que late un poco más escéptico.

Un mucho más cansado.

Y hasta se diría que más triste ...