domingo, 16 de abril de 2017

Luz de almíbar




¿Dónde buscar la fórmula o el modo
con que volver de almíbar la tristeza ?

Exprimir el durazno
en que el dolor tenaz , por perpetuarse,
se hace carne en la carne anestesiada
por el tacto insensible de la vida

Todo tu ser absceso
de quebrantos y ausencias. De diciembres
de noches sin aromas…Quién creyera
que  supurase marzos y fervores
tu vientre de un dulzor inusitado .

Tal vez es un misterio y estipula
su iniciación, su rito, su presente ,
-qué urgencia no se pliega
sin culpa a la sevicia piadosa-
su holocausto
aderezado en sangre.
Siempre hay intimidades que palpitan
sobre el altar de un Dios del Despropósito
que promete el olvido

O acaso es más vulgar
Quizás alambicando
las estrellas de anís buceadoras
en el mar infinito de las lágrimas…

O con poner las penas al relente
a macerar en Luna y en poesía
siglo y medio bastase…

Tanto buscar la fórmula o el rito
para volver de almíbar la tristeza.

Y ahora , sin pensar,
llega Abril y su luz nos la regala