jueves, 20 de abril de 2017

Pájaro de nieve


En mi ventana canta un pájaro de nieve
con un trinar que habla de un pálpito aterido
una canción que nunca jamás había oído
y al escucharla toda mi alma se conmueve.

El color de la tarde ya no es tan desvaído
y al tiempo sin textura le presta su relieve
Hay una bocanada de suavidad que mueve
el aire , que en su encaje se queda entretenido

Con que fervor quisiera aprender de su humilde
manera de olvidarse de sí , de hacerse albricia,
más allá de la anécdota del helor y su duelo.

Y practicar el arte de colocar la tilde
de mi decir en donde la voz se hace caricia
de pluma y se ensimisma en el placer del vuelo
.