domingo, 16 de abril de 2017

Los pájaros del atardecer

Sangra la luz
y tiembla deslumbrada
ante la perfección de los arpegios
que ensimisman el aire,
hasta que se confunde con la pluma
y resbala  a placer,dorando sus costados.

Con qué ferocidad rasgan su médula
nota a nota
a golpe de extasiado desencanto

Y acaso de terror.

Diréis que es así ,
rociando algarabía,
cómo cantan
desde siempre los pájaros en el atardecer.

Entonces,
¿qué conjunción astral me hace hoy sentirlos
un escozor inédito que pone
la ronquera del ron en mi balada?

Un quiebro melancólico que embebe
en arropes en mi voz.

Y en esta tarde de un Abril tan plácido
como premonición indefinible
de un otoño urente ,
hambriento,
me deshoja
los pocos esplendores que me quedan.