miércoles, 10 de mayo de 2017

La confabulación de los relojes


Se pasó como un soplo, fue tan breve
el tiempo ya vivido, que apenas
si sentiste en los dedos sus arenas
resbalar ni marcarte su relieve.

Los momentos que quedan, ¿ quién se atreve
a soñarlos siquiera?, ya almacenas
sus aceleraciones en tus venas
y los sientes fundir como aguanieve

Quisieras demorarte en esta hora
del crepúsculo en calma en la que acechas
aún al ave azul de voz sonora.

Pero temes que es algo que no escoges.
Hace ya tantos años que sospechas
la Confabulación de los Relojes...