sábado, 27 de mayo de 2017

Mentir ,mentimos todos



¡ Qué expresión de patético lirismo
ingenuo y trasnochado!

¡ Qué hermosas son las flores
de plástico que ponen una nota
de vida en este limbo en el que habito!

Apenas si se aprecia,
a no ser por la ausencia de deseo
que muestran los insectos, porque se están quedado
algo descoloridas,porque huelen
a fracaso , a encierro y a alcanfor.

Sobre todo si tienes cerrados los postigos
a cal y canto.

Intensa,
la luz siempre nos turba.

Nos conocemos dueños
de un diamante tallado de mil caras
capaces de destellos inclementes.

Cerrar los párpados
es un instinto de supervivencia.

Nunca ha sido
apta para sensatos la verdad.

Supongo que mentir mentimos todos.
Más que nada
de las puertas del alma para adentro.

Pero ya veis, hoy traigo
-qué esperanza me hará tan temeraria-
predispuestos los ojos y el espíritu
para la expiación.

Para al fin redimirme
en el fulgor total o en la ceguera.