sábado, 3 de junio de 2017

Hablar por hablar


No hace falta una excusa. Es suficiente
con que me roce el aire ;me deslizo
tras la suave cadencia de su hechizo
persiguiendo algún verso irreverente.

Maestra de la hipérbole, entronizo
una cerilla como zarza ardiente,
O un silencio trasformo en elocuente
por darme el gusto de rizar el rizo.

Es hablar por hablar…Ir ensartando
palabras con la lengua. Urdir el sueño
de hallar contra el dolor un amuleto.

No es decir por decir. Es ir dejando
retazos de tu ser en el empeño
gozoso de escribir otro soneto.