martes, 11 de julio de 2017

Mujer ante el espejp



¿ Ser o no ser?

Regresa

la pregunta, si bien hoy ya no entiendo

 a qué viene la duda.


A veces  lo esencial es lo de menos

cuando lo que está en  juego es el precario

 instante en que gravita  la existencia


¿Soy o no soy?


Supongo

que sigo siendo yo,

la que a  un espejo

enamoró una vez,

esta que queda

buscando en  las pupilas apagadas,

más allá del vacío,

una razón de ser  que justifique

vivir para ser voz , testificando,

con desmayados versos decadentes

la única verdad irrefutable

que sobrevuela y nimba los minutos.


Esa que nos enseña

 a amar sin disimulo al íntimo enemigo

que nos hace vivir intensamente

el beneficio dulce de su prórroga.


Es la vida y no el tiempo

el mal que desde siempre nos derrota.