lunes, 8 de enero de 2018

Esperanto


Otro poema más... otra crianza
que deshila su voz entre la bruma
de ponzoña y dulzores que rezuma
el corazón herido de añoranza.

Estrofa a estrofa, poco a poco exhuma
los secretos del alma tan a ultranza
que parece que fuese la venganza
de un adversario cruel que me despluma.

Otro poema más, y ya van ciento
con que aflojar el nudo en que tropieza
el aire y estrangula aliento y canto.

Otra culminación del esperpento:
querer que entienda el mundo esta tristeza
que sublimo llorando en esperanto.