miércoles, 30 de diciembre de 2015

Rito del desvelo



Me gusta ese silencio trasparente
y sutil de la noche que traspira 
una quietud tan grata que desmiente
a un mundo sin paz que  gira y gira.

El alma  vigilante,  que respira
envuelta en su cadencia,  casi siente
un alma en cada cosa  y  que suspira
ambicionando  el aire suavemente.

Yo , consagrada al rito del desvelo
le ordeño  los rumores  que rezuma
para ver si por fin me da su crema.

Y a veces, oh sorpresa, quiere el cielo
que suceda el prodigio y a mi pluma
acuda a platicarle otro poema.

Hora de luz dichosa, quién pudiera
tal zureo sentir la vida entera.
  

Solsticio de Invierno


Parece que fue ayer que paseábamos
despreocupadamente,
 dejándonos llevar por la blandura
que emanaba  la tarde  
y la disposición que propiciaban
los almendros floridos
a aspirar  sin mesura    las fragancias etéreas
que enervaban  los pliegues 
más íntimos del aire

Entonces no existían 
los celajes cargados  de grisuras
ni había otro  cuidado,
más allá de saber si te quería 
yo más , 
con más pasión,
o  con más devoción y más fervientemente
me adorabas tú a mí.

O si sería el nuestro 
uno de esos amores  inusuales
que dicen  que se enquistan en el alma
y duran para siempre.

Parece que fue ayer cuando las noches
además de ser cortas eran claras.

Y amenas .

Y felices .
Y brillaban hogueras a lo lejos
y se oían
 zureos incesantes de palomas
que invitaban a  amarse suavemente.

Parece que fue ayer , pero han pasado
tantos años capaces de ir desvaneciendo
la ilusión de que existen los aromas,
de que  la vida puede, 
además de vivirse ,  ser bailada
al compás  incesante de un bolero.

Han pasado
tantos y tantos días  en que han ido
perdiendo su viveza los colores.

Tantas noches  sin Luna en que olvidaron
su calor las caricias
su ternura  más lúdica las manos.

Tantos amaneceres  y tan gélidos...

 Ha  terminado siendo fatalmente
el aliento de frío una rutina
que ya no mortifica,

El silencio una forma de expresarse.

La oscuridad benéfica  costumbre.

Cada cosa  termina
por hallar  su ventana de  ocasión
y ocurre cuando debe.

Ahora no es extraño que se imponga 
la lógica prosaica 
y eficaz de  lo pétreo.

 Que  reinen  sobre el cosmos  ahogado en la desidia
 en que languidecemos  por  pereza
de tener que morirnos ,
estas horas  ascéticas ,
oscuras,
lentas... 
...tristes.

Ha llegado a quedarse
 el solsticio de invierno.

jueves, 24 de diciembre de 2015

Ya es Diciembre


Ya es Diciembre...Nuevamente
tiene el aire ese inefable
olor que entibia el ambiente
y dibuja un gesto amable
en el rostro de la gente.
Hay un cascabel que suena
alegre en el interior 
de cada persona buena
en una clara y serena
invitación al amor.

Ya es Diciembre...Inevitable
llega desde la distancia
la nostalgia insobornable:
el recuerdo de la infancia
con su inocencia entrañable.
La ilusión, nunca borrada,
del tiempo en dicha vivido,
la ausencia nunca olvidada,
la herida,nunca cerrada,
de aquellos que ya se han ido.

Ya es Diciembre,el aura pura 
que seduce al corazón
y lo inunda de ternura,
nos deja una sensación
en la boca de amargura.
Y es que, quien más y quien menos
tiene un peso en la conciencia
por el mundo que tenemos:
risa de pascua , sabemos,
es poco más que  apariencia.

Ya es Navidad, pero eso
no le da alegría al niño
que duerme sin pan ni beso,
ni al anciano sin cariño,
ni al refugiado ,ni al preso...
Ni vuelve sensible al fiero
alquimista de la guerra
que troca sangre en dinero,
ni hace del lobo  cordero,
ni trae justicia a la Tierra.

Navidad no es lo que brilla
en papel dorado o luce
 en la festiva bombilla,
tiene luz propia y reluce
en la mirada sencilla
Navidad no es la canción,.
ni aun ni siquiera la ensalma
al Niño, no es polvrón,
ni pavo ,vino o turrón,
Navidad, vuelco es del alma.

Navidad es hallar modos
para lograr que este mundo
sea  hogar sin incomodos,
feliz, tranquilo y fecundo
en el que quepamos todos.
Navidad es tender manos, 
bien sentada la premisa
de que los seres humanos
por serlo, son mis hermanos
y les debo una sonrisa.

Navidad es colocarse
en la piel del diferente
y llegar a imaginarse
el modo en que él se siente,
cuando no logra integrarse.
De ligerezas mundanas
despojarse, y de  egoismo,
dejarse de excusas vanas,
echarle todas las ganas
y regalarse a sí mismo.

Ya es Diciembre, nuevamente
en las utopías creo
con fe ciega y , de repente,
mi pregunta, hecha deseo,
escapa al cielo ferviente:
¿ Por qué, si en su mayoría
tiene buena voluntad
el hombre, es que cada día,
con lo hermoso que sería,
no amanece en Navidad


lunes, 21 de diciembre de 2015

Lo irrepetible



Me despierto
 y me envuelve la luz.
Yo atisbo en ella
intentando entrever  el cariz  que trasluce,
agrisado a alegre,
el semblante del día.

Los ojos no me dan para más más llanto
ni las junturas para más parrandas.

Pido un atregua al cielo
y opto por lo menos oneroso.

Me dedico al quehacer gratificante
de dejarme llevar por  el impulso
de la dulce molicie.

A despojar mis ojos de corazas,
a riesgo de quedar en desamparo
ante la intensidad de la sorpresa

A permitir  que inunde
la claridad mi vida.

  Yo la contemplo
con la misma emoción  reverenciosa
de aquel que redescubre  su milagro
con la mirada limpia
de la  primera vez.

Con la misma fruición desesperada
del desdichado lúcido que sabe
que puede ser la última.

Y  tiene la certeza ,en cualquier caso,
de que  el destello  lábil que desflora el instante
al tiempo que  conmueve al cristalino
 y  se vuelve humedad,
es este.

Y siempre  es  único .









sábado, 19 de diciembre de 2015

Al fin....!!!



Al fin ha llegado el día
en que la ciudadanía 
hace lo que le compete, 
sin disimular la mete
presa de gran alegría.

Nadie sabe la razón
por qué la copulación
de una humilde papeleta
con su urna, tan escueta,
nos hace tanta ilusión .

Votamos con el maduro
talante serio y seguro
de quien sabe que , aun modesto
y sencillo, en ese gesto,
se está jugando el futuro.

No ha quedado ni una almahada
que no fuese consultada,
pues fuimos reflexionando
con el quién  y sospechando
que nos la meten doblada.

Si siempre dar por presunto
conviene el sensato punto
que nos dice que promete
cualquiera hasta que la mete,
mucho más en este asunto.

Sus siglas cada partido
 desnuda de su sentido,
con tal de acercarse al lado
del centro, ese deseado
lugar superconcurrido.

Venden con habilidad
la imagen de probidad
samaritana, que el pecho 
se parte siempre en provecho 
de toda la sociedad.

Después de estos días locos,
cuando se apagan los focos
recobran su lado cuerdo,
si te he visto no me acuerdo,
la calle la pisan pocos...

Luego, en su exilio interior,
se consagran con fervor
a ese antiguo caballero
poderoso, Don Dinero,
serviles y sin pudor.

Una encuesta y otra encuesta
miramos y hasta la cesta 
de la alhóndiga andorrana...
Votemos, a ver quién gana
en esta apretada  apuesta...

No conviene declinar
tal deber ,! eso ni hablar !,
porque, de no hacerlo ,otros
decidirán por nosotros
sin  derecho a  protestar.

Lo que más te desbarata
es el lance en que se trata
de lograr el " votol útil",
que suele salirte, inútil,
el tiro por la culata.

Dejemos , pues, que el azar
decida, y echando un par
temerario de bemoles,
elijamos , españoles,
a quién nos puede robar.

 No nos queda ni el consuelo 
de que termine el camelo,
  échate a temblar , España,
 que empieza otra precampaña...
! Por Dios! ! Que me trague el suelo!





domingo, 13 de diciembre de 2015

Vergeles en las aceras


Otro exabrupto más de la barbarie.

Otra  vergel de rosas  afligidas
destinadas a ser testigo del lamento
que nace a la deriva  y naufraga entre lágrimas
sobre cualquier acera.

Otro  altar en que acoge la intemperie
 las velas encendidas
y  da luz a oraciones que se elevan
en busca consuelo.

Otra pregunta atónita
que  atruena sobre el aire

Otra acasión perdida 
de buscar las respuestas ,
arañando en la pátina manida de los tópicos,
del por qué del dolor .


Ese dolor inútil
que aliena   , que es idéntico a sí mismo
en lo brutal e injusto.

Siempre igual de inhumana la jauría
de aquellos que no dudan en prestarle 
a la  cruel ignomínia sus manos  y  su alma .

Siempre igual de impactante la inocencia
que pregona la sangre de las víctimas.

Solo cambian los rostros  y los nombres...

La forma de escribirlos
al guardar su memoria sobre la piedra inerte
de fríos mausoleos.

Solo cambian las fechas y los climas

El horror es el mismo.

E idéntico debiera
ser el pesar que a todos nos provoca
 ver esos ramilletes de vidas  cercenadas
junto a cualquier esquina
porque lo piden odio e irracionalidad.


Ver como nos colapsan,
un día... 
y otro día... 
y otro día...,
los vergeles de rosas las aceras.




viernes, 11 de diciembre de 2015

Desprendimiento



Hoy es mi obligación volverme ausencia
de aquello que más quiero y se me empaña
la mirada al hacerlo , pues la entraña
dejo a la vez prendida a su querencia.

No puedo demostrar benevolencia
ni siquiera hacia mí ,  conque con saña
me aplico en conseguir sentirme  extraña
de la naturaleza de mi esencia .

Insensata sería si me enroco
tras mi carnalidad, cuando es sabido
que de mano he perdido esta porfía.

Mejor que se acostumbre poco a poco
el alma a desprenderse del latido
que ha de negarle el corazón un día.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Vivir en el intento



Aún me quedan tantas 
pasiones por probar y tantos  lances
en que medir mi suerte y  ver si es que me llega 
el corazón para pagar el precio
que cuesta el rito absurdo
 de apostar por para ver si es que le cabe
al cuero otra derrota...

Aún me quedan fuerzas
 para  arrancarle al aire   cicatero
la voluptuosidad y la tersura
que  el pecho necesita.

Aún me queda voz
-rota-
y desgarro
en el alma  que pide ser zurcido a canciones.

Aún me quedan tangos  que arrancarme
de las tripas a golpe de aguardiente
capaces de poner banda sonora
a la crónica negra
de cualquier arrabal barriobajero

Aún me quedan callejuelas sórdidas
oliendo tentación  y a humores agrios
en que andarme perdiendo por las noches,
en los que escabullirme del acoso
  ferviente  de  mi sombra que se crece
con mi oscurecimiento.

Aún me queda vocación de pérfida
mujer envuelta  en bruma
que se olvida a sí misma y pone rumbo
hacia cualquier señuelo que suene a despropósito. 

Aún me quedan puertos
en que desembarcar  para entregarme
a todos los naufragios 

Seguramente aún me quedan playas
en que varar mi pecio
y en que dejar ,a modo de  nacaradas conchas ,
mis sueños enterrados .

Con un poco de suerte
es posible que a mi reloj de arena
aún le quede  un celemín de tiempo.

Lo que ya no me queda
es ilusión.

Ni ganas
 de tener que  vivir en el intento.

sábado, 31 de octubre de 2015

Verseando



Yo no verso por versar, 
verso porque siento urgente
dejar correr el torrente
que noto dentro brotar.
Si estoy alegre , el cantar 
del ave en mi verso imito
o puedo volverlo un grito 
tan potente y desgarrado
que al cielo deje espantado
si es que llorar necesito.

Suelo buscar el venero
de la emoción en hondura
de mi pecho, en la angostura
donde escondo un avispero.
Sé que se me ve el plumero, 
del alma  así, a mi pesar,
pero os puedo  asegurar
que versar es la manera 
más clara, ardiente y sincera
que tengo de respirar.

Hilvano en verso el tropel
de palabras desbocadas
  y aderezo sus hiladas
con aguardiente y con hiel
Hoy os brindo su oropel
sin pretensión y os invito
a disfrutar de aquel rito
sencillo, humilde y humano
que nos lleva de su mano
a vislumbrar lo infinito.

 Libro de su cautiverio
los versos , de forma airosa
 voy deshojando la rosa
 sin desvelar su misterio. 
No quiero hacer magisterio,
pero  sé  que del sangrar 
que es existir y vagar 
desde un roto a un descosido
es versar largo y sentido
lo que nos puede salvar.

.