sábado, 31 de octubre de 2015

Noche ritual


Nunca habrá otra igual, de terciopelo
me pareció su tacto perfumado
por  el  jazmín que andaba camuflado
en las ondulaciones de tu pelo.

Noche de amor ritual, en la que el velo
que tanto tiempo estuvo reservado,
se rasgó y en un éxtasis licuado
adiviné   el  pórtico del cielo.

A ti no te costó mucho la cosa,
pues para procurarte mis favores
ni siquiera compraste ni una rosa...

Pero supiste hacerme los honores,
fui la mujer más plena y  más dichosa
cuando dijiste: " amor de mis amores".