sábado, 1 de abril de 2017

Desplumada


!Qué parcos son los gestos de los días!

Languidecen
las horas que se van desmigajando
y no encuentran ya ningún jilguero
disfrazado de verbo libertario en mi voz
al que nutrirle el trino.

Hoy dudo de lo ilógico,
de que haya habido
cierto tiempo feliz en que mi espíritu
entrase en comunión con el misterio
y ,absorto en la alegría
con que nos tienta un cielo cruel con los ilusos,
soñase tener alas.

Busco dentro de mí alguna excusa
con las que rearmarme .

Pero será que es cierto, de los escarmentados
nacieron los más tristes ,
los que viven y lloran
con los pies en la tierra.

Y yo ya me conozco
las inimaginables prestidigitaciones
de la espezanza fútil
que inventa trapantojos con tal de engatusarte
y acaba con tus huesos en el suelo.

Hoy soy casi sensata,me pliego a lo tangible
y sé que no hay milagros .

Qué por fuerza será tullido el vuelo
y ráquitico el canto que puedan intentarse
con estas cuatro plumas que me quedan,
rotas y ensangrentadas.

Y aun así, !cómo espero que algún viento solano
las obligue a dejarse llevar a la deriva.!

Virgen


Aquí tienes mi noche, pues la quieres.
Más amena y más corta cada hora
ha de hacerte la gracia enredadora
que de serie traemos las mujeres.

También te doy mi afán de cada día,
cada paso que doy va dirigido
a  procurarte  un mundo más florido
sin rastro alguno de monotonía.

Es tuya , noche y día, así buen uso
le des,  mi carne, exquisitez de nardo,
como si la sometes al abuso.

Mi alma no te doy, sobremanera
la celo, porque virgen me la guardo
para dárselo al hombre que me quiera.




Ahí fuera diluvia


Hoy la noche llegó
cargada flagrante alevosía
y horas desveladas.

Ahí fuera diluvia,
aquí dentro
una extraña quietud muda traviste
el alma de las cosas.

Entre las sombras crecen los temores.

Siento un escalofrío como aquellos
que de chica me hacían aovillarme

Te escucho respirar
acompasadamente en la penumbra.
Desnudo
descansas a mi lado,
desprevenido, duermes ,
quizás sueñas conmigo...

Me arrimo más a ti.
Con instinto animal
busco un calor

Tan solo
un calor
un exiguo,
testimonio palpable de la vida
que justifique el ímprobo
esfuerzo de luchar por la existencia.

Saber que no estás solo.
Creer que te acompaña y aferrarte
al otro y a su apego hasta que brote
por tus poros la fe.

Que encuentra un corazón su ritmo en el latir
del corazón amado.

Ahí fuera diluvia..

Aquí dentro los dos
cabemos juntos en el mismo sueño.

Y en él no es más que arrullo la voz de la tormenta.

Pruebo si puedo aún
abandonarme en toda la extensión de tu cuerpo
como cuando la sangre
joven me lo pedía...

Ahora,igual que ayer
mis pies son dos carámbanos...

Ya somos dos insomnes...

¿ Quién dijo que la noche de hoy se presentaba
inquietamente insulsa?...

Si larga se presume
hagamos sus minutos amables de contar.



Señuelo azul


Un pedazo de cielo,
una escasa cuadrícula recortada en lo alto
por donde entra la luz
es todo lo que tengo para darle color
al espacio vital en que paso mis horas,
y voy languideciendo
atrapada en los brazos de la melancolía.

¿Quién podría apartar
la mirada carente de horizontes
de su señuelo azul?

Y más desde aquel día, feliz en la memoria,
en el que descubrí sobre el celaje
la nube en la que un pájaro de pluma temblorosa
caligrafió tu nombre.
Un exiguo paisaje de alegría
en mi retiro inhóspito dibujó su presencia.

*****

Yo sé que son pañuelos rebosantes de adioses
esas viajeras blancas,
que les prestan los vientos las alas que precisan
para cruzar el mundo
en busca de otras tierras a las que bendecir ,
que deben entregarse,
peregrinas en pos de lo fecundo
al acto compasivo  de sembrar de fe viva
la cal de los desiertos
con su sombra benéfica precursora de lluvias.

Y también sé de sobra
que las nubes no vuelven atrás sobre sus pasos
y la dicha que fue raramente regresa.

Pero aun así me miento .

Me digo que algún año....
que si el solano quiere...
que si alguna cometa danzarina,
maestra del enredo, la seduce
y la trae amarrada a su cintura...

O cambia el magnetismo...

O la Luna colapsa.

O de la devoción con que un instante
alguien supo mirarla
se acuerda....

*****

Hoy solo tengo ojos
para ese retazo que hay en mi pared
por el que aún se cuela un poco de esperanza.

que rehenes del tiempo, a mi pesar,
se me irán desgastando,
el brillo y la confianza en las pupilas

Que solo tendré lágrimas para oficiar a solas
el decadente rito de la ausencia.

















Ranpuzel (Desde mi torreón)


Sé que vivo en un mundo
atestado de alcázares.

Yo también tengo muchas cicatrices
´
Y entiendo que se forje
cada quien un blindaje a su manera,
exudando excrecencias resabiadas
 allí donde con furia
se encarnizó la vida.

Lo extraño hubiese sido
renunciar a emplearlas,
dejar a la merced de sus antojos
nuestra debilidad a la intemperie.

Lo erizado
no es algo que me choque.

Ni lo indómito,
lo escéptico, lo arisco,
lo duro,
lo sombrío.

Pero sí me sorprende
esa pizca de albura,
ese breve destello
que brota desde el centro del enigma.

Que todavía alguien
busque un claro de Luna
para escuchar cantar a las cigarras
mientras distrae insomnios

Y que escriba el poema
que  susurra el torrente de  su sangre
bajo cualquier excusa,
aunque sea mi nombre.

De alcazaba a fortín;
Sería tan bonito que aún
quedase algún romántico...

Aunque  poco le sirva
a la que se ha cortado hace ya tiempo
definitivamente la coleta. 



viernes, 31 de marzo de 2017

Acorazada



No quiero que me roben el aliento

con una exhalación bien calculada

que alguien deje caer ,desmadejada,

aprovechando el chance del momento.



Ni quiero que me perle la mirada

aquel que me miró y sin miramiento,

me dejó de mirar, pues no consiento

nunca por nadie ser ninguneada.


Es lo que tiene estar ya escarmentada,

que no te cabe más resentimiento

debajo de la piel acorazada.


Y qué se le va a hacer si en el intento

de preservar al alma , tan confiada,

hay que dejar de lado el sentimiento...


.





Festín


Ahora me parece tan lejano
aquel tiempo colmado de armonía
en el que despertar sin acedía
era el pequeño lujo cotidiano.

Tuvimos al alcance de la mano
cosechar la abundancia de alegría
que con cordialidad nos ofrecía
el talante rumboso del verano.

No supimos comer a dos carrillos
y a la vez atestarnos los bolsillos
de chochos y de risas en conserva.

Hoy, que el festín cesó y sobre la hierba
no  hay  ni migas de fastos ni favores,  
si de nostalgia mueres , no me llores.

Antiguos esplendores
no espantan la escasez, pero preserva
su recuerdo de ahogarse en sus languores.




jueves, 30 de marzo de 2017

Caleidoscópico



Los monstruos y los daños
no siempre se agazapan en las sombras.

A aquellos que nacimos para ser
ciudadanos del mundo de los sueños,
la claridad nos duele.

De párpados adentro
lo íntimo florece y muestra la sorpresa
de un universo único , sutil, caleidoscópico
donde todo resulta más cercano,
más hermoso... más cálido y seguro.

Cuando a tu alrededor todo se afana
en proclamar que quedan abolidas
las penumbras que alientan las quimeras ,
reniega de la luz, si es que te daña.

Cierra los ojos ...
Siente tu verdad:
que ese reino interior te pertenece.

Comunión



Finge el cristal
la fría indiferencia con que espera
que lo hiera la luz.
Quiere obligarla
a irse desangrando en manantiales
fugaces de color, en los que fía
su mutua redención.

Encierra la hermosura en sus entrañas
el germen de un dolor, un oscuro presagio
de la caducidad,
con la que debe entrar en comunión,
que nimba más su hechizo
y la convierte en algo vital y codiciable.

Yo siempre he deseado poseer
la primordial esencia de la rosa
y sé que no me basta
con profanar la seda de sus pétalos.

Estoy a punto de rozar la espina
y entera me estremezco ,dilatando el instante
de la anticipación.

Pensando, enardecida,
si acaso también ella , febril e íntimamente,
temblará imaginando mi contacto.






Cuenta -cuentos



Cuento
los días que me faltan para ver
amanecer los días en que ocurren
las cosas importantes.

Sentarme frente al mar
a ver cómo encanece
la luz,
cómo , coqueta,
se tiñe con reflejos de ensoñación y brasa
y a imaginarme que en los barcos
que pasan a lo lejos
mis quimeras se van
 en busca de unos nuevos horizontes.

Tumbarme bocarriba
sobre la hierba fresca

Ver florecer las lilas
y olerlas lentamente
dejando que penetre su aroma por mis poros
y se me vuelva esencia añil,que sangre adentro
se me transforme en música.

Cuento
y vuelvo a contarme
el cuento de que cada paso va
siempre para adelante , que el milenio
en que han de ocurrir tantos milagros
ya debe andar muy cerca.

Cuento
y aunque pacientemente cuento,
las cuentas del rosario de los números
dan muestras de un designio sospechoso
de tender a infinito...

Cuento...
....
pero nunca me sale
vivir contando a cuenta.












Tiempo sin relojes


Haces de nuestro tiempo sin relojes
un compás suspendido , dulce espera
de que suene la música primera
en el espacio tibio en que me acoges

Al vuelo, cada  instante lo recoges
para hacerlo paloma mensajera
y  mandarlo a buscar la primavera
que colma de sonrisas nuestras trojes

Amantes, poseemos un secreto:
la eternidad soñada solo anida
oculta en un santuario recoleto.

El hueco entre dos pechos bien lo abarca.
No necesita el tiempo otra medida
cuando el tic-tac del corazón lo marca.

Ella



Ella
es así, lo sabes,
nunca tendrá remedio...

 Es muy fiel,
pero viene... cuando viene.

Eso si, nunca llega
con las manos vacías
en su zurrón hay siempre una sorpresa.

Un dulce o un papel de caramelo,
un boli usado,
un viejo sacapuntas...
una estrella.

En medio de este mundo decadente,
oscuro y triste
ella
es casi un milagro.
¡Quién podría dejar de enamorarse
de su gracia
su luz
y su belleza.

Vivir para escucharla
acercarse a tu oído de puntillas
a susurrar lindezas
y después alejarse
y dejarte a merced de la añoranza
es algo que no pesa.

Vivir para servirla,
vivir para aadorarla,
es VIVIR con mayúsculas.

Porque ella,
es ella...