martes, 28 de marzo de 2017

En el ojo del huracán


Ser
una brizna de paja , una pavesa
en el ojo enojado
del huracán.

Estático equilibrio,
efímero por fuerza.
Ficticia e imposible calma chicha
que se mece y sestea
sobre el mar interior de las contradicciones.

La alarmas de todos los sentidos
están gritando !Alerta!.

En torno el arrebato,
la vida en torbellino, la vorágine
de sus fauces abiertas.

Absorta me sumerjo
en la visión magnética
del abismo infinito que me aguarda.

Soy
una brizna de paja en el ojo
del huracán.
Aguardo
que me escupa hecha trizas,
que me vomite indemne,
o que sin conocer mi nombre ni que existo
me devore.

De mí
no quedarán despojos ni memoria.

Él seguirá girando,
presumiendo
de que tiene bien limpia la conciencia.