jueves, 30 de marzo de 2017

Ella



Ella
es así, lo sabes,
nunca tendrá remedio...

 Es muy fiel,
pero viene... cuando viene.

Eso si, nunca llega
con las manos vacías
en su zurrón hay siempre una sorpresa.

Un dulce o un papel de caramelo,
un boli usado,
un viejo sacapuntas...
una estrella.

En medio de este mundo decadente,
oscuro y triste
ella
es casi un milagro.
¡Quién podría dejar de enamorarse
de su gracia
su luz
y su belleza.

Vivir para escucharla
acercarse a tu oído de puntillas
a susurrar lindezas
y después alejarse
y dejarte a merced de la añoranza
es algo que no pesa.

Vivir para servirla,
vivir para aadorarla,
es VIVIR con mayúsculas.

Porque ella,
es ella...