jueves, 16 de junio de 2016

Comunión


Finge el cristal
la fría indiferencia con que espera
que lo hiera la luz.
Quiere obligarla
a irse desangrando en manantiales
 fugaces de color, en los que fía
su mutua redención.

Encierra la hermosura en sus entrañas
el germen de un dolor, un oscuro presagio
de la caducidad,
con la que debe  entrar en comunión,
que nimba más su hechizo 
y la convierte 
en algo irrepetible  y codiciable.
  
Yo siempre he deseado poseer
la primordial esencia de la rosa
y sé que no me basta
con profanar la seda de sus pétalos.

Estoy a punto de rozar la espina
y entera me estremezco ,dilatando  el instante 
de la anticipación.

 Pensando, enardecida,
si  acaso también ella ,  febril e íntimamente,
temblará imaginando mi contacto.


martes, 14 de junio de 2016

Clepsidra


Resulta delicioso
sentir como florecen humedales
dentro de ti  y brota el luminoso
rumor de  tus vivencias esenciales.

Detrás de sus cordiales
sonidos  ¿ quién dirá que silencioso
escapa de los hondos manantiales
el tesoro más íntimo y valioso?

Gota a gota escancia la clepsidra 
su   fluído caudal, con tal constancia
 que consigue que acabe siendo anhidra
tu elemental substancia.

Hasta que en su mudez descubres, de repente,
cómo el   tiempo  logró   dejar seca tu  fuente,




Rojo y par



Es este
un momento  crucial en que apostarnos
sin reflexión,
sin tope,
 el poco patrimonio que nos queda
 a rojo y par.

No todo está perdido,
 el corazón lo sabe.

Aún tenemos tiempo,
todavía
 podemos escuchar  qué suavemente
escancia la clepsidra su bendito
rumor sobre nosotros.

Y embriagarnos
con el olor que esparcen los jazmines
sobre el jardín,
sintiendo
lo amable que es estar en compañía
mientras   el Sol se pone
y alrededor florecen la calma y el sosiego
 en un clima impregnado
  de  grata intimidad .

Lo fácil que  resulta
entregarse  a gozar,agradecido,
 de este breve lapsus  venturoso
que sin pensar la vida nos regala.

De cómo puede ser de arrebatado
el dorado esplendor de los crepúsculos.


*****


Después vendrá la noche
y de su mano
toda la oscuridad, todo el silencio,
toda la soledad que nos aterra.

Todo  lo negro ,impar,
definitivo,
que la suerte nos tiene reservado
en su envite final.

Pero nos queda tiempo, 
todavía
la claridad define el horizonte
y aún somos dos .

Y aún nos amamos lo bastante
para apostar a rojo,
pasión y   encendimiento
donde  cualquier caución se desvanece
y los miedos se olvidan.

Y recordar que solamente existe
el presente fugaz, 
 puro milagro
de la casualidad , en lo que lo juicioso
es entregarse fervorosamente
a la emoción.

  A disfrutar sin límite 
 de la magia gratuita e inusual
  que  se avenga abrindarnos cada  instante.

Así que,
rojo y par...

Y gire al buen albur , si quiere , el mundo.










Susurra la hojarasca



Susurra la hojarasca,de los márgenes             
de la vida asciende, inconfundible,           
el rumor a cansancio , que pregona           
cómo nos vence la caducidad.             

Nada cuenta de aquel tiempo lejano             
en el que bendecida de verdores            
era puro esplendor, inflorescencia           
consumiendo impetuosa su presente .          

Acaso un subterfugio del olvido              
lo ha enterrado , piadoso, en su memoria         
para hacer  menos pétrea  su penuria          

O quizás es que sabe que es inútil            
añorar  el ayer y solo aspira               
 a  fundirse por fin con la quietud.        

Allí donde no encuentre  la  ocasión         
de perturbarla el mundo de los sueños.