sábado, 28 de enero de 2017

Humedades


Voló,
persiguiendo la estela de las alas
del último gorrión que puso rumbo
hacia el Sur , por si existe,
se disipó
el soplo tibio que quedaba aún
del volandero otoño.

No lo llegó a notar,
el transeúnte anónimo
de tan apresurado como iba,
para llegar a tiempo su trabajo,
-o acaso es que corría tras su huidizo
pensamiento volátil-
Se diría
que blindarse de ropa hasta los dientes
no solo espanta al frío,
también nos atrinchera
el mismo sentimiento .


Sólo el sauce ,
desmayo
vulnerable de ramas desvestidas,
sollozo vegetal inconsolable,
con su nido vacío
y yo ,
cargando a solas mi desnudo,
y frágil corazón desconsolado,
memorandum de ausencias
supimos de abandonos sin adioses.

No diré que lloramos...

Pero hicimos
rogativas pidiendo vestigios de humedades
hasta que al  fin  oímos llover lánguidamente .

Y pudimos sentir  cómo nos recalaba 
de sedante  nostalgia  e infinita tristeza 
la canción  melancólica  que entonaba la lluvia.



Razones

Si un amor te sustenta, te sobran los motivos
para sentir que el mundo es un lugar amable,
alegre, luminoso,benévolo, inefable...
Para escribir su oda te faltan adjetivos.

Y si el amor te huye, igualmente dulzores,
puro algodón de azúcar, son las nubes,presente,
como el Sol y la lluvia,de algún buen dios clemente
que adora crear pájaros, crepúsculos y flores...

Siempre existen motivos...cuánta razón asiste
al poeta optimista que se apega a la vida
y sus dones más nimios sabiamente celebra.

Nadie tiene una excusa para sentirse triste
si el aire puntualmente los pulmones le oxida
y aún más,si tiene a mano dos copas de ginebra. 

Tres ambiciones



Mirar  la vida
con los ojos  a estreno
y el gesto alegre.

Y el corazón dispuesto

a presentar batalla.


Pasar sin ruido,
dejar tras de ti  el mundo
más habitable.

Que por donde has pisado
broten risas y flores.



Mostrar caminos
allí donde terminan
los horizontes.

No más lejos...! Más alto!
Si será por estrellas...

lunes, 23 de enero de 2017

Distanciamientos ( Isla Poetaria)




A veces necesito distanciarme...

Poner millas por medio
entre mi lucidez y mis naufragios

Huir,
no sé de qué,
a no ser de la náusea de saberme
rehén de las resacas

No sé de quién
acaso, más que nada de mí misma,
de mis contradiccciones,
de mis desvalimientos.

Se hace necesario
escapar de este círculo vicioso
donde la luz deslumbra y nos obliga
a ser seres radiantes .

Es un imperativo
desvivirse en bregar océanos adentro ,
en busca la una tierra de sombras bienhechoras
donde sea posible
tirar todas las máscaras ,
vivir cómo te plazca, sin tener otra urgencia
que escandir los largos minutos de la vida,
como si fuesen versos ,
que escuchar tus latidos desmayados
y luego traducir lo que te cuentan
a ritmo endecasílabo,
edificando en torno a sus acentos
un remanso de paz,
donde la soledad acaba siendo cómplice
y el silencio se vuelve preludio de la música.

Poner rumbo a mi Isla Poetaria.

En sus playas recalan en busca de reposo,
sin dramas y sin ruido,
los pecios que se salvan de todas mis catástrofes

Hay que recomponerlos.
Todo es cuestión de mimo ,de paciencia
y de primor.

De tiempo

Después toca volver

Desde la otra orilla
llegan ecos de voces  tentadoras,
que hablan de lumbre y pan que huele a horno,
de lecho tibio,
de amor en compañía...

Volver , hay que volver
sin más remedio

Cuando ya no supuren
hieles ni resquemor las cicatrices.
Y se instale en la piel la resiliencia

Cuando el olvido sea una palabra
cuyo significado se ha olvidado,
volver , hay que volver...


Yo vuelvo siempre...

Teniendo un poco más la voz de espuma,
de sal, de lejanía...
y de infelicidad,
regresaré hasta el mundo prosaico que me toca .

Cualquier día de estos , en  que al Norte,
caprichos de un  azar indescifrable,
vuelva a rolar el viento.