viernes, 13 de febrero de 2015

Las sábanas revueltas

¿Quién dijo que en la noche
reinaban los silencios?

Sobre su larga espalda se columpian
los susurros más íntimos.

Los que traen prendidos
desamparos,
ronrroneos gatunos
y olor a intimidad exacerbada .

Eres tú contra ti,
carne y deseo

Las sábanas revueltas son el campo,
tan patético y triste ,
tan vencido,
de batalla
donde han ido muriendo sin rendirse
de soledad los sueños

Afortunadamente llega el día
No es el tiempo oportuno
para echarse a llorar
cuando el MP3 de los jilgueros
bombardea su spot publicitario

Diremos que la vida
sigue
y hay que seguir
viviendo y componiendo una sonrisa.

Nadie sepa,
a no ser por sentirlo en su pellejo,
lo que duele
ser ascua hecha mujer y que el destino
te obligue a ser ceniza amortajada.





Plan perfecto

La miel más pura,el labio más perverso
esa es ,justo, la química perfecta
que adora el sibarita de la secta
del SacrosantoVerso.

No hay ninguna maldad en su dilecta
predilección,uncido a lo disperso,
cada cara y su cruz con su reverso
de tal modo conecta.

Y es más, en su insurrecta
lucidez de neófito converso
un plan más esperpéntico proyecta

Dejar que lo más terso
que le queda le fluya , a ver si infecta
de impudor e inocencia el universo.

Redención



!Quién diría que cierta vez la estatua
representase todo lo solemne...!
Solo su altivo porte salió indemne
de la debacle de su enjundia fatua.

Hoy se quedan paradas las palomas
sobre el mármol,buscando la amnistía
que propician el Sol de mediodía
y el rincón abrigado entre las pomas.

Ellas no saben nada de aquel hombre
de fama tal que lívidas temblaban
hasta las piedras al oír su nombre.

Entre arrullos le obsequian sus detritos
redentores, que al tiempo que lo gravan
entre mierda sepultan  sus delitos.

miércoles, 11 de febrero de 2015

Pestañas


Ya no tengo pestañas
que entregarle a la brisa

¿Tras de qué blanca nube ,
tras qué cúmulonimbo que amenaza el paisaje
me observarán, acaso mortalmente aburridos,
mis sueños más dorados?

Yo no voy desgastándome en anhelos sin fuste,
que me sean propicios los idus del invierno,
por el gusto de hacerlo y de verme frustrada,
o por ver si sucede
con quererlo el milagro.

Yo solo me permito
los deseos  humildes,ligeros, diminutos,
que a todos nos seducen:
que los días no pesen,
que las noches no lleguen preñadas de temores
que la paz se consienta remansada en mi pecho...

...que tus ojos me miren.

Y que en ellos se encienda la ilusión al instante
a pesar de aquel peso que los años que huyen
regalan sin pedirlo

Mis párpados parecen
sauces que han sido pasto del furor libertino
con que llega el otoño.

Ya no sé que tributo,
qué suspiro,
qué sombra ,
qué ceniza
ofrendarle a los cierzos
cuyos pasos furtivos son helor a mi espalda.

Ni una   humedad me queda con que  mistificarlos.

Sísifo

Por más que intento ir ahorrando en mi alcancía
el montón de minutos perdidos que acaudalo,
para afrontar mis deudas vitales ,nunca igualo
haber y debería.

La hora veinticinco le pido a cada día
y un mes número trece al año , de regalo,
pero aunque me los diesen, calculo y acabalo
que no lo lograría.

Y es que la vida apila trabajos y en un rito
de absurda recurrencia le sumas tú el anhelo
de encumbrar la quimera

El tiempo , así, a la fuerza, será siempre finito.
Apúralo pensando, por si es algún consuelo,
que ya descansarás la eternidad entera.


Elemental, querido Watson ( un poco muerto)

Sé muy poco de Física,
lo justo.
Y todavía menos Metafísica

Pero intuyo que existe
como una Ley Elemental de Frío
que sirve para el cuerpo y para el alma.

Tienes, y sin quererlo lo trasmites,
de la misma manera que lo absorbo
contra mi voluntad.

Y el toma y daca funciona a viceversa
con el calor,
si tengo te regalo,
me pides de prestado si te falta.

Para saber de cierto a qué temperatura
está una relación
no hace falta un termómetro,
basta con ver las chispas
que llenan de ilusión una mirada
o cómo es de radiante una sonrisa.

Es inútil decir
que tampoco aprobé Biología...

Pero es que ahora marcan tus ojos y mi rictus
menos cuatrocientos cincuenta y nueve grados Fahrenheit …

...Y... ! Ay , Amor!
¿ Qué fue lo que hicimos? , ! Ay ,Amor!...

...Que me parece, Amor, que nuestro amor
que está, como quien dice, un poco muerto.







Los abortos del frío


Siempre se supo flor
¿ Y cómo no saberlo si se abrían
navajas por su sangre como pétalos
en un festín de urgencias?

Se quiso flor creciente,
Luna torcaz, asombro de la noche
más larga del aullido.

Siempre se supo flor,
pero dudaba
del nombre del aroma.

¿ Y si no era capaz de, en su delirio,
hacer arder al aire?

Se eligió
esencia anónima, ausencia entre las páginas
en blanco de otro libro.

Cada sueño conoce que se debe
a su helada tardía.

Hay palabras que mueren
mucho antes de nacer. 

Belleza intemporal

Mi vecina del quinto, Josefina,
una arruga cruzando su entrecejo
y se le puso carne de gallina.

Se dijo :" Ahhhhggg!!..! Ni hablar!, yo el peaje
de la vida y del tiempo , tanto estrago,
mientras me quede un euro no lo pago.
Pienso cambiar de piel como de traje."

Del lifting fue a la lipo. ..Todo es poco
con tal de verse guapa: la papada,
orejas, tetas, culo... ! Qué revoco!

Ha enriquecido a todo el cuadro médico
del país y ahora , entusiasmada,
va del taxidermista al ortopédico.

No sabe que al pasar, por su expresión,
todos dicen :"!Mirad...!Tutankamón!!!!!

domingo, 8 de febrero de 2015

Instante cierto


Una mujer desnuda ,que en la oscura
intimidad de un cuarto se adivina
temblor febril que apenas si es que atina
a buscar de otra piel la cobertura.

Un hombre, que desnudo es partitura
de pájaros del agua en su ocarina,
aleteo carnal que arremolina
en su oquedad pavesas de premura.

Hasta que se vacían las redomas
del pálpito esencial y ,boquiabierto ,
el silencio se enciende de palomas. 

Hombre y mujer desnudos, la aparente 
indefensión robando al cielo el cierto
destello en que la vida es congruente. 

Estallido


 Podía escuchar claramente sus latidos resonado hasta en el último resquicio de su cuerpo. Su corazón parecía dispuesto a estallar de un momento a otro.

 De repente, sin saber cómo,  en un rapto de sensatez volvió sobre sus pasos.

Rompió la nota y quitó el precinto de las ventanas.

Él no se merecía tanto. 


No es que no quisiese vivir,es que no quería vivir de aquella manera.

Hizo las maletas y se fue. 

Se le olvidó cerrar la llave del gas. 


Aquel cabrón no se merecía menos.

Palabros


Al corazón, la tibia golondrina
rastreadora de la primavera,
que en tus alteres te ofrendó sus alas
y aprendió a zurear por arrullarte ,
sueles llamarlo músculo cardiaco.

Al pecho,
jaula angosta,
en que por ti lo encierro
  • ¿ O es entierro? ,
  • - quizás en esto aciertes-
    es en tu jerga de apisonadora
simple caja torácica.

Cada sonrisa
es una contractura muscular
que obedece a un estado emocional y lábil
-sin reglas claras-

Emisiones de aire
que se ajustan a un código preciso
y moduladas convenientemente
son, en tu argot ramplón, lógico-estructural,
mis palabras .

Y un poema,
constelación donde mil mundos caben,
un estrellado amanecer de imágenes
que brillan, se consuman y se apagan,
es a tus ojos
extraño y preocupante desajuste
de mis locas neuronas,
naufragando en su nada.


Mucho me temo que para ti el amor
-lo pienso con frecuencia últimamente-
es la rutina ,
triste,
burda-ritual-sabática.

Pues a esa entidad
de ubicación incierta e imprecisa
y de existencia nunca demostrada,
dónde nacen los sueños
y se mantiene viva la esperanza
contra viento y marea,

tú,
el hijo de la santa
patrona de auxiliares de primera
expertas diplomadas
en intercambios carnales- crematísticos,
libre eres de llamarle
como te venga en gana.


Que cuando se nos nubla sin pensarlo,
el día y cada hora
es esa aguda púa ,caníbal de mi carne,
y respirar abruma
porque la angustia arrasa
cuando la vida aprieta hasta que ahoga,
yo
voy a seguir diciendo que me duele
el alma.