martes, 28 de marzo de 2017

En el estanque dorado


En el estanque flotan las ahogadas
hojas del limonero .Triste escribe
su epitafio el verano. Hasta malvive
alguna de esas carpas coloradas.

La medianoche suele ser proclive
a las melancolías despiadadas
por el tiempo que fue. Aguas pasadas
baldías al molino y al aljibe.

Luego está esa extraña complacencia
en pretender salvar contracorriente
lo poco que nos queda de inocencia .

Y el corazón, ya tan escarmentado,
vuelve a ser el señuelo. La esplendente
Luna que al fondo atisbo aún no ha picado.