lunes, 25 de abril de 2016

Alegato


Más fuerte que el deseo
de la inmortalidad, pagando el coste
de cambiar por cambiar eternamente,
nos tienta la costumbre
de ser aquellos otros que antes fuimos
o de apostar por ser 
lo que jamás seremos

Un recuerdo fugaz, 
una ardedura
templando el corazón,
una ausencia,
un sollozo,
un olvido, una angustia,
un duelo,un estupor.

Un suspiro....

Una fluctuación de los corpúsculos

ingrávidos del aire,
 que mueva la veleta
de tu querencia al limbo ,ya sería
suficiente milagro.

Que por fin comprendieses
que no vale la pena andarse conmoviendo.

Solo dejas detrás
retazos de tu  carne,
tu sangre y tu pasión en el camino,
y unas cuantas migajas de un ánima extraviada,
que forman una estela 
de versos disgregados
y sueños sin fiador.

Algunas aves 
van  tras  de la evidencia que promete
el regreso a la Tierra Prometida.

Todas son negras,
todas tienen picos 
curvados con que hacerle los honores
 a los restos que queden de tu magra
porcion de humanidad ,
después de descontarles lo irredento
de  veintíun gramos lábiles
y  de un puñado escaso de ceniza.

Hay que dejar  dispuesto el escenario,
pues sigue la función,
y nunca ha habido garzas carroñeras...


*******

Alguien ,
daga en la sombra,
algo,
lo lúcido que afila la conciencia,
debe de hacer ese trabajo sucio
de decir la verdad.

Y de contarte
que no mata el dolor.

Que poco importa
ser o no ser, 
incluso 
 no haber sido nunca ,
mientras quede
una sola palabra luminosa
capaz de hacerse ajenidad amena 
y anuncio de la albura.

Ella puede triunfar sobre los límites
que nos impone el tiempo y el espacio.

Y debe ser acento  que camele 
el favor de la brisa,
intentando ser fiel a su destino

Volar regateando
los quiebros afilados del silencio,
buscando  sin desmayo los ecos  que le cuenten
 que tiene algún futuro.

Que siempre existirá,
y no es una  quimera,
para su  voz ,curtida por los fríos,
algún lugar  al Sol, allá en el Sur.


.