martes, 27 de enero de 2015

Frutal


Lo primero es la vista: engatusarte
con colores que evocan la frescura
y llevan sin sentir tras la mixtura
de aromas que persiguen deleitarte.

Ya en tus dedos, consigue enamorarte,
suave, aterciopelada, su textura.
Y sabes, al probar, dulce y madura
su pulpa, que jamás has de saciarte.

Es Eva , reencarnada en femenina
, comensal apariencia de pomelo,
higo, manzana , mango , mandarina…

Es la mujer, frutal y apetitosa
tentación que ante el hombre pone el cielo
para hacerle la vida más hermosa.