martes, 24 de febrero de 2015

De la realidad al deseo



Si por poder, se puede, bastaría
con quererlo de veras y ponernos
a sujetar al toro por los cuernos
con todas nuestras fuerzas cada día.

Implantar en el mundo la utopía
de que no haya pobreza, de atrevernos
a desterrar lo injusto a los infiernos
es algo bien sencillo , en teoría...

Desde antes del tiempo de los godos
es un saber común que la fortuna
de una comunidad la labran  todos.

Pero es que el corazón está a la izquierda
y a la derecha va , sin duda alguna
la cartera, de siempre  la más cuerda

No pidáis imposibles... reparad
que hay más distancia que de aquí a la Luna
entre deseo y realidad.