miércoles, 18 de febrero de 2015

Tiempo sin relojes



Haces de nuestro tiempo sin relojes
un compás suspendido , dulce espera
de que suene la música primera
en el espacio tibio en que me acoges

Al vuelo, esas horas las recoges
para hacerlas palomas mensajeras
y enviarlas a buscar la primavera
que colma de sonrisas nuestras trojes

Amantes, poseemos un secreto
la eternidad soñada, solo anida
oculta en un santuario recoleto.

El hueco entre dos pechos bien lo abarca.
No necesita el tiempo otra medida
cuando el tic-tac del corazón lo marca.