jueves, 13 de agosto de 2015

Pasar


Veo pasar la vida
como quien mira un río desde un puente
y observa como arrastra la corriente
cada lágrima o piedra en él vertida.

Ideas de suicida
 se me pasan  a ratos  por la mente:
saltar y comprobar qué es lo  que siente
la hoja que hacia el  mar va enfebrecida.

Quién sabe qué floridos
paisajes, qué riberas de frescura
por mi escaso arriesgar  me habré perdido.

Total, de cualquier modo,
y a pesar de mi estática postura
 también  yo  pasaré, después de todo.