sábado, 16 de enero de 2016

Viejos enemigos


El mundo queda ahí, del otro lado
del oscuro cristal,  con celo acecha,
pues quiere seducirme y se pertrecha
 de Dior,pero , por mí, puede esperar sentado.

Vivo en mi propio cosmos satisfecha,
y a él lo tengo ya muy bien calado...
después de prometer pan regalado
en lágrimas se cobra la hiel de su cosecha.

No me importa pagarle aquel tributo
de desnudez que pide, sin pecado,
la carne es solo carne, pura inocencia en bruto.

Y el diablo ! Qué se joda!  que ha caído
en la trampa de siempre y me ha comprado
un alma inmaterial que yo nunca  he tenido.

Qué viva el sinsentido!!
Soy la loca que todo la trasgredo...
¿ Y qué le voy a hacer ,si nunca tuve miedo?