domingo, 23 de octubre de 2016

Claridades


La oscuridad renombra
los paisajes en torno, poniendo un suave manto
a las duras aristas de la vida y el llanto
con discreción lo encubre debajo de su alfombra.

Transitar en silencio el Valle de la Sombra
sin sentir el más leve indicio de quebranto,
incluso descubriendo el aura de su encanto,
es algo que me asombra.

La mucha luz obtura
el enfoque y obliga a ver el epicentro
de nuestro interno enigma , hurtándonos su hondura.

Después de que los ojos encuentran su acomodo
a mirar hacia adentro,
con claridad más diáfana consigues verlo todo.