domingo, 23 de octubre de 2016

Misantropía



Necesito mi tiempo , muy despacio
el pulso voy tomando a la existencia,
a imitar, por que sí, cualquier cadencia
mi corazón se muestra muy reacio.

Ser la dueña y señora de mi espacio
es para mí una especie de exigencia
irrenunciable, con la competencia
por un hueco vital no me congracio.

Nace de ahí la urgencia y la ebriedad
de distanciarme , la misantropía
que me hacer  afrontar mi esencia y mi verdad

E incluso a preguntarme  si es que un día
me llegará a pesar la soledad
como me puede a veces pesar la compañía.