lunes, 24 de octubre de 2016

Cuartel de invierno


Sé bien que la estación que llega será oscura,
que acudirá cargada de espesos nubarrones
y de los procelosos mensajes que murmura
el viento en un alarde de mixtificaciones.

Se impone la estrategia que adoptan los pinzones
de buscar en la esquina más secreta y segura
de tu nido un refugio donde los corazones
hallen unos en otros su cálida envoltura.

Y allí , a buen recaudo, detrás de esas trincheras
que espantan los inviernos, sentir lo imprescindible,
que se tienen muy cerca las manos compañeras,
al sumirse en un sueño confiado y apacible.

Y soñar con que puede que ocurra lo imposible:
que florezcan de nuevo las viejas primaveras.