viernes, 30 de diciembre de 2016

El tiempo


Su aguja a veces camina

 igual que una exhalación,

causa desesperación 

otras su marcha cansina.

Lentamente te adoctrina

 y si tomas su lección,
más lúcida tu razón
queda inexorablemente,
más arrugada la frente
y más terso el corazón