martes, 13 de junio de 2017

Fobias y filias



La cena se enfriaba  sobre la mesa.

Y eso que los espaguetis desprendían un olor apetitoso, pero es que era superior a sus fuerzas, no había tenido más remedio  que  coger el espray y buscar compulsivamente al intruso.

Desde niño había sentido una intensa fobia hacia los insectos ,que últimamente se había agudizado, pues ellos ,como sintiéndose atraídos por aquella aversión ,habían decidido perseguirlo.

Ciempiés, cucarachas, escarabajos, arañas…multitud de ellos apareciendo continuamente en los lugares más insospechados estaban convirtiendo su vida en un infierno.

Y ahora aquel zumbido …¿Dónde se escondería la mosca que estaba a punto de enloquecerlo? No lograba descubrirlo.

Pero sabía cómo burlarse de ella.

Cogió una copa,abrió el aparador y sacó una nueva botella.