domingo, 15 de abril de 2018

Viva la gente




Se precisa más gente
con ganas de escuchar la melodía
que palpita en el aire y, noche y día,
traducir  a palabras su son resplandeciente.

Que tenga la osadía,
el punto de inconsciencia suficiente,
y un corazón, tan loco y vehemente
como para  escribirle un himno a la alegría.

Y una voz que interpreta
todas las emociones que en secreto
va descubriendo dentro su alma de poeta

Que crean que le alcanza
al mundo con la magia de un soneto
para, por un instante, recobrar la esperanza.