martes, 19 de julio de 2016

Canción de cuna


Como la lluvia, la voz  mansa y ligera
quisiera yo tener para cantarte 
la nana más hermosa , que pudiera
los más felices sueños inspirarte.

Ójala mi halda fuese aquel baluarte
ante el que todo daño se rindiera,
y   lecho  al tiempo,en el que recrearte
prados  de una florida primavera.

Pero yo solo soy  este impotente
sonido que se ahoga  en la doliente
mudez que  causa  al aire un  calofrío.

Y estos dos brazos que pacientemente
esperan un milagro, mientras siente
mi corazón la pena  de abrazar el vacío