domingo, 18 de diciembre de 2016

Travesuras


Tengo un pájaro chico que tirita
dentro del pecho, única criatura,
híbrido de  emoción, de pluma oscura
y musicalidad ,que al mimo invita.

Le gusta preocuparme y a la chita
callando se silencia, configura
mi seno maternal en sepultura
y finge que no siente ni palpita

Yo nunca sé si esa travesura
es verdad o mentira, porque imita
con perfección lo yerto y su textura.

Pero puedo jurar que todo albura
es la luz cada vez que resucita
y escancia sobre el aire su voz hecha ardedura.