domingo, 27 de mayo de 2018

Los secretos del agua



Saber , nunca sabemos
nada
incluso ignoramos ,
-ineptitud supina -lo más elemental ,
del agua los secretos  .

Con qué sueñan las nubes,
cuánto dolor oprime
 su pecho de armazón algodonoso
al deshacerse en lluvia,
qué pasiones anegan el alma  de  las fuentes
que las obligan a brotar sonoras,
en que hondura abisal
anida ese furor  que embravece los mares ,
con qué ardor se consume
el corazón del hielo.

A veces vislumbramos
con un escalofrío
en el aire el misterio evocador
de nuestra realidad ,
el rastro tembloroso y placentero
que dibujan en pleno mes de agosto
sobre la piel sedienta
las gota refrescantes,
deliciosas,
redondas como uvas
que el cielo nos regala.

Y sentimos.

Y nos abandonamos,
dejándonos llevar por el instinto
que nos dice que somos también parte,
como la flor, el pájaro y la niebla
de un frágil mundo líquido ,
comulgando con ellos
en la celebración de que se escancie
con generosidad.

Y cerramos los ojos.

Y entendemos.