martes, 29 de mayo de 2018

Parque encantado


Tiene sus sauces llorones,
su estanque, su rosaleda
su sombreada alameda
y sus mágicos rincones.
Tatúan cien corazones
cada tronco, y cada flor
conoce bien rumor
encendido e indiscreto
que lleva el aire en secreto
de tantos besos de amor.

Hay un arroyo ondulante
que susurra y un estrecho
sendero lleva derecho
al viejo puente colgante.
Te encapricha , paseante,
su embrujo y sabes que irás
a él a diario, porque estás
de su hechizo enamorado,
que tu parque está encantado.
Como todos los demás.