miércoles, 10 de mayo de 2017

Mutis


No aspiro a esa penuria tan  gratuita
de alargar la agonía del momento
en que la vida es tiempo de descuento
prolífico en la cuita.

Cuando hasta el barro evita
nutrir con más miseria tu sarmiento
y cada hueso pide hacer recuento
de cansancios , forzosa es esa cita.

Se impone lo sensato,
exprimir cada día ferozmente
hasta el último acto de tu historia.

Y hacer luego, sin ruido ni arrebato,
un mutis por el foro, dignamente,
dejando un buen recuerdo en la memoria