martes, 6 de junio de 2017

Ardid


Hago versos de amor porque me place
emborronar las hojas de papel,
hago versos de amor como quien hace
rosquillas a granel.

Hago versos de amor porque me aburre
espiar a los vecinos al trasluz
y ni harta de vino se me ocurre
hacer punto de cruz.

Para matar el tiempo experimento
el arte de decir, mezclo y amaño
palabras al azar.

Eso sí, no me miento,
sé que  nadie me ama, pero engaño
con un ardid tan tonto las ganas de llorar.