sábado, 3 de junio de 2017

La edad del corazón


¿Pero a quién le preocupa el almanaque?
Por un taco de más no me sofoco
Y si un día hace falta, al diablo invoco,
aunque hoy por hoy conservo algo de empaque.

No permito que el tiempo me machaque
la autoestima, total dentro de poco,
cumpliendo alguno más, voy y me enroco
y a ver qué lustro viene a darme el jaque.

Por más que siempre sale algún achaque:
la bronquitis, el asma, la tensión…
el reúma que siempre está al ataque…

Si a alguien le interesa la ecuación
de mis años,no eche cuenta y saque
la edad que le adivine al corazón