lunes, 19 de enero de 2015

Don de lenguas



Mi lengua preconizas
como sublimación de todo aquello
que es milagroso y místico
y suele resultar inalcanzable

Hablar poco,
decir lo suficiente,
manifestar lo justo,
dar a  entender bastante...

Y ya que estamos puestos
¿ por qué no he de aspirar yo a lo imposible?

Callarme y que me entiendas.