domingo, 8 de enero de 2017

Lance


Si alguien me emplaza
a un lance sobre penas ,
tengo, y dobladas.

Pero los ayes
suenan sobre mis labios
muy musicales.

Con la taranta
te limpias lo que escuece
en la garganta.

Suave guajira,
con qué elegancia espulgas
melancolías

Llora la ausencia
al salir de mi pecho
por peteneras.

Y de la entraña
de las renuncias brotan
polos y cañas.

En cada duelo
que el corazón me parte
me rompo en tientos.

El martinete
pulso y ritmo es del alma
cuando padece.

Cantes cabales ,
ponen sobria templanza
a grandes males.

Coplas me sobran,
aunque el contrasentido
tome su forma:

Si de alegría
hay que hablar ,voy y canto
por seguiriyas.