lunes, 9 de enero de 2017

Y punto...


Hay veces que quisiera
poner punto final, haber escrito
lo que debía , alzando el megalito
que contase mi historia verdadera.

Cansa tanto ese rito
de otro punto y seguido, otra manera
de proclamar la misma primavera
con un nuevo y forzado gorgorito.

Pero a ver en qué punto delimito
que concluye y culmina aquella esfera
de plano interminable en la que habito.

Mis puntos suspensivos, en hilera,
tenderán , me lo temo, hacia infinito
y solo han de cerrarse el día en que me muera.